La realización de pruebas en dispositivos móviles presenta retos únicos. Hay muchas variables a tener en cuenta – actualización de los sistemas operativos, nuevos dispositivos y características, framewors de aplicaciones web, aplicaciones nativas, aplicaciones híbridas, y las nuevas herramientas para DevOps, todo esto en conjunto son cosas a considerar para que las aplicaciones móviles que despliega son confiables y funcionan bien.

Por lo tanto, hay muchas decisiones a tener en cuenta al elaborar la estrategia de pruebas móviles, y hay mucho que puede salir mal. Con el enfoque correcto puede hacer de las pruebas para móviles una ventaja clave para la organización.

A continuación se presentan cinco estrategias que todo equipo de desarrollo móvil debe tener en cuenta a fin de obtener la mayor ventaja de los esfuerzos en QA.

1. Pruebas para móviles en dispositivos reales

Emuladores (y simuladores) son buenos para realizar las pruebas en una etapa temprana del desarrollo, y tiene su lugar en el proceso de QA. Sin embargo, si todas sus pruebas son en emuladores, la aplicación puede fallar en escenarios reales. Los dispositivos de pruebas reales permiten validar capacidades importantes como GPS, operador y problemas de conectividad, operación de la batería, interrupción de llamadas y SMS, funcionalidad de la cámara y más.

Los emuladores prueban que la aplicación funcione en todos los dispositivos, pero no toma en cuenta configuraciones particulares de cada dispositivo. Por ejemplo, si hay un problema que sólo afecta a los Samsung Galaxy, esto no lo podrá encontrar en un emulador.

Con el número de dispositivos disponibles, es un dolor de cabeza realizar pruebas en cada dispositivo y combinación de sistema operativo. El mejor enfoque es identificar los dispositivos más utilizados dentro de su grupo de usuarios y realizar pruebas en estos. Si sus pruebas cubren el 80% de dispositivos, puede sentirse confiado de los resultados de las pruebas.

Mantener un laboratorio de este tipo es costoso, ineficiente, y lo distrae de las pruebas que quiere realizar. En su lugar, alquilar dispositivos reales en la nube es una mejor alternativa.

2. Automatización de pruebas

La automatización de pruebas es más importantes con las aplicaciones móviles que con las tradicionales. Con la automatización, puedes realizar pruebas en paralelo en muchos emuladores y dispositivos reales. Esto acelera el resultado de las pruebas y ayuda a entregar más rápido su aplicación al mercado. Además, puede guardar la configuración de las pruebas luego de que estas se realicen, y reutilizarlas cuando necesite. Esto puede ahorrarle un tiempo considerable.

No todas las pruebas se pueden automatizar. Algunos se realizan mejor en forma manual, especialmente si son muy particulares y requieren de una configuración especial. La automatización de pruebas requiere de las herramientas adecuadas. Para empezar, Appium es el framework más popular para la automatización de pruebas móviles, el cual soporta iOS y Android, y permite escribir las pruebas de móviles una vez y ejecutar en ambas plataformas.

3. Mantenga el ritmo de la aplicación web

Con el aumento de la entrega continua y el despliegue continuo, las aplicaciones web se actualizan diariamente. Esto es posible porque las aplicaciones se lanza al usuario directamente. Sin embargo, las aplicaciones móviles requieren ser aprobadas por el proveedor del sistema operativo, los cuales pueden aplicar políticas estrictas que hagan lenta o incluso bloqueen las nuevas versiones.

Tanto iOS como Android han estado tomando medidas para permitir lanzamientos más rápidos. Por ejemplo, habilitar las actualización automática de aplicaciones ha hecho que sea más fácil actualizar aplicaciones sin molestar a los usuarios con notificaciones y permisos repetidos. Del mismo modo, iOS TestFlight y Android’s beta test permiten lanzar en forma temprana y con frecuencia a una lista de usuarios que pueden probar nuevas características para usted.

Android incluso permite lanzar la aplicación en fases con actualizaciones progresivas. De esta forma, puede tratar con los errores y problemas que surgen para el primer conjunto de usuarios, y una vez que la aplicación es bastante estable, liberarla a toda la base de usuarios.

4. Pruebas de rendimiento y carga

Es excelente probar antes en el ciclo de desarrollo para identificar errores antes de que lleguen a producción, pero cuando se trata de pruebas de rendimiento y carga, las pruebas se realizan mejor más adelante en el ciclo. Podría aprovecharse numerosos emuladores basados en la nube para imitar el comportamiento de los usuarios al probar los picos de tráfico. Además, una herramienta como JMeter puede ayudar con la prueba de carga a nivel de protocolo. Aparte de esto, también deberá probar el rendimiento en una serie de dispositivos reales para detectar problemas como pérdidas de memoria e interrupción de las otras aplicaciones.

La herramienta Monkey de Android genera acciones aleatorias como clics, eventos de sistemas y aplicaciones de pruebas de estrés. Con el rendimiento y las pruebas de carga, necesita una variedad de tácticas para cubrir todas las bases, pero es esencial asegurarse de que su aplicación se ejecute sin problemas después del lanzamiento.

5. Uso de herramientas específicas para dispositivos móviles

Es tentador sólo realizar pruebas funcionales manuales, pero las pruebas móviles hechas de manera correcta requieren herramientas de prueba móviles especialmente diseñadas. Afortunadamente, hoy en día, hay muchas herramientas capaces para varios objetivos en las pruebas móviles.

Appium lidera el camino como la plataforma de prueba móvil más capaz y popular. Junto con esto, hay muchas otras herramientas: Robotium es una herramienta fácil de usar para Android. Registra cualquier acción que realice en la aplicación y la guarda como caso de prueba. Del mismo modo, Espresso lo ayuda a escribir y automatizar fácilmente las pruebas de interface de usuario. EarlyGrey de Google es la alternativa de iOS a Espresso.

Conclusión

La realización de pruebas en las aplicaciones móviles no es una tarea fácil, y el entorno cambia constantemente. Sin embargo, los principios siguen siendo los mismos. Tanto los emuladores como los dispositivos reales tienen un lugar en la realización de pruebas móviles. Libere las características a los que prueban las versiones beta con anticipación y asegúrese de realizar pruebas de rendimiento y carga en producción. Finalmente, use una combinación de herramientas de prueba según sus puntos fuertes. Esta combinación de principios y herramientas correctas garantizará que sus aplicaciones móviles sean una ventaja clave y no una responsabilidad para su organización.


Este artículo se encuentra basado en 5 Tips for Effective Mobile Testing

Móvil: 5 tips para realizar pruebas efectivas
Si te gusto, comparte ...Email this to someone
email
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Google+
Google+
Etiquetado en:        

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook
A %d blogueros les gusta esto: